27/2/07

I miss you, my kids

El reencuentro con mi "hermana" Claudia, (eramos los dos voluntarios abuelitos del orfanato), me permite hablar tranquilamente con una persona de una talla humana enorme, con unas ideas a veces muy diferentes a las mías, y como no, disfrutar de su simpatía inagotable y de una belleza que rivaliza con el paisaje.
Hablamos mucho del orfanato dejado atrás; diferentes puntos de vista, pero siempre la conversación desemboca en lo más importante, los patojos. Me comenta que volverá en cuanto pueda porqué ha creado un vínculo muy fuerte con todos ellos; al momento me pregunto porqué no he sentido la necesidad de crear un vínculo indisoluble y dejo que permanezcan en mi memoria como un bellísimo recuerdo del que aprendí, y de esto si que estoy seguro, mucho más yo de ellos, que ellos de mí...
Tal vez el saber desprenderme de vínculos sea algo necesario para mí y para los que me rodean. Nunca me enamoré de ningún lugar en especial, creo que ya hablé una vez acerca de los paraísos; pero conozco la parte de mí que puede llegar a agotar a la gente que me rodea; la pasión, el ego...tal vez...
Si no pudiera separarme de lo que más quiero, no me estaría planteando ahorita el porqué de los vínculos que se crean con la vida. No hubiera conocido a esos patojos que sin querer me han robado un trozo de mi corazón, pero a cambio me lo dieron todo...Gracias a ellos soy mejor, sin duda. No hubiera conocido a gente tan grande que uno, al verse a su lado siente la necesidad imperiosa de crecer. Sin el desprendimiento de vínculos, no hubiera conocido la diferencia, pues de cada país procuro conocer al más creyente, al más anciano, al más joven y al más pobre...Su conocimiento aporta un peso a mi alma que sólo con el tiempo llegaré a apreciar y los demás a disfrutar. Así pues, espero aprender de este nuevo reto de la escuela en lucha; ya estoy contratado como profesor de primeros auxilios y veterinaria, aprender a curar heridas de animales y algo de salud y nociones fisiológicas y también para los más rebeldes, cclases de educación ciudadana....
Claudia se ha sorprendido con la amabilidad que nos han tratado el jefe de la junta de padres y el director de la escuela, en comparación con el frío y despectivo trato de la dirección de casa guatemala....Creo que esta es la verdadera Guatemala, generosa con el extraño, firme ante la injusticia, (tal vez sean demasiados años soportando vejaciones y abusos), y extremadamente cálida con sus seres queridos.
Hoy he tenido la suerte de ver un partido de futbol detrás del mostrados de la abarroteria,(tienda de todo); chillar con ellos, levantarme del asiento, beber unas chelitas mientras comentabamos lo malos que son los árbitros....bien, como en casa....

1 comentario:

  1. So do I, but I miss something else too.

    LOVE

    ResponderEliminar